Sean bienvenidos a nuestra página que contiene mensajes con doctrina y espiritualidad cristiana provenientes de los documentos de la Iglesia, de los escritos de santos, y de autores tanto clásicos como contemporáneos, donde también aparece algo de nuestra humilde autoría. Vengan regularmente; aquí siempre encontrarán palabras de vida eterna

Lectura orante del Evangelio del Martes de la Semana 5 del Tiempo Ordinario: Marcos 7,1-13


Al orar con tu Palabra, te pedimos, Señor, la acción del Espíritu Santo en nosotros, para comprender el mensaje que nos traes con ella, y para que nos ayude a convertirlo en obra. Amén.

1. Lectura

a) Texto del día

Marcos 7,1-13: En aquel tiempo, se reunieron junto a Jesús los fariseos, así como algunos escribas venidos de Jerusalén. Y vieron que algunos de sus discípulos comían con manos impuras, es decir no lavadas, -es que los fariseos y todos los judíos no comen sin haberse lavado las manos hasta el codo, aferrados a la tradición de los antiguos, y al volver de la plaza, si no se bañan, no comen; y hay otras muchas cosas que observan por tradición, como la purificación de copas, jarros y bandejas-.

Por ello, los fariseos y los escribas le preguntan: «¿Por qué tus discípulos no viven conforme a la tradición de los antepasados, sino que comen con manos impuras?». Él les dijo: «Bien profetizó Isaías de vosotros, hipócritas, según está escrito: ‘Este pueblo me honra con los labios, pero su corazón está lejos de mí. En vano me rinden culto, ya que enseñan doctrinas que son preceptos de hombres’. Dejando el precepto de Dios, os aferráis a la tradición de los hombres». Les decía también: «¡Qué bien violáis el mandamiento de Dios, para conservar vuestra tradición! Porque Moisés dijo: ‘Honra a tu padre y a tu madre y: el que maldiga a su padre o a su madre, sea castigado con la muerte’. Pero vosotros decís: ‘Si uno dice a su padre o a su madre: Lo que de mí podrías recibir como ayuda lo declaro "Korbán" -es decir: ofrenda-’, ya no le dejáis hacer nada por su padre y por su madre, anulando así la Palabra de Dios por vuestra tradición que os habéis transmitido; y hacéis muchas cosas semejantes a éstas».

b) Contexto histórico y cultural

Estos fariseos y escribas que han se han trasladado desde Jerusalén hasta la "zona de operaciones" de Jesús en la región de Galilea, no andan vacacionando, ni se han encontrado con Jesús por mera casualidad. Lo que había comenzado con un puñado de personas, se ha convertido en un movimiento que despierta simpatías y causa preocupación; por lo tanto su ortodoxia o apego a la doctrina judía tiene que ser verificada, a la vez de monitoreada.

2. Meditación (para leer lenta y pausadamente; deteniéndose a meditar y saborear cada palabra, cada verso y cada estrofa, relacionándolos con el Evangelio del día y con nuestra vida)

No sirve apegarse a la tradición

No sirve apegarse a la tradición
cuando es un sentimiento impuro
que pretendiendo un divino culto
sólo procura una exhibición.

El rito no vale si no hay amor;
si con mi prójimo es un trato duro
lo que hace es que pone un muro
que me separa de él y de Dios.

Si procuramos agradar al Señor
y que nuestro obrar no sea nulo
hay que actuar con corazón puro
y con limpieza en la intención.

Amén.

3. Oración

Ayúdame, Señor,
para que mi relación contigo se exprese
siempre en un culto sincero de mi parte,
y que sea agradable a ti.
Amén.

4. Contemplación (en un profundo silencio interior nos abandonamos por unos minutos de un modo contemplativo en el amor del Padre y en la gracia del Hijo, permitiendo que el Espíritu Santo nos inunde. En resumen, intentamos prolongar en el tiempo este momento de paz en la presencia de Dios).

5. Acción

A una verdadera conversión interior
estoy invitado en este día.
Hacerla realidad es mi acción de hoy,
con la ayuda de Dios.
Amén.