Bienvenidos a nuestra página con temas provenientes de documentos de la Iglesia, de escritos de los santos, y de autores clásicos y contemporáneos; donde también aparece algo de nuestra humilde autoría. Vengan regularmente; aquí siempre encontrarán palabras de vida eterna

Lectura orante del Evangelio del 17 de Diciembre - Adviento: Mateo 1,1-17


Ven, Santo Espíritu Divino,
ilumina nuestras almas;
que podamos orar la Palabra
con que Dios nos ha hablado,
y hacerla vida en nosotros,
amando a Dios
y a nuestros hermanos.
Amén.

1. Lectura

a) Texto del día

Mateo 1,1-17: Libro de la generación de Jesucristo, hijo de David, hijo de Abraham: Abraham engendró a Isaac, Isaac engendró a Jacob, Jacob engendró a Judá y a sus hermanos, Judá engendró, de Tamar, a Fares y a Zara, Fares engendró a Esrom, Esrom engendró a Aram, Aram engendró a Aminadab, Aminadab engrendró a Naassón, Naassón engendró a Salmón, Salmón engendró, de Rajab, a Booz, Booz engendró, de Rut, a Obed, Obed engendró a Jesé, Jesé engendró al rey David.

David engendró, de la que fue mujer de Urías, a Salomón, Salomón engendró a Roboam, Roboam engendró a Abiá, Abiá engendró a Asaf, Asaf engendró a Josafat, Josafat engendró a Joram, Joram engendró a Ozías, Ozías engendró a Joatam, Joatam engendró a Acaz, Acaz engendró a Ezequías, Ezequías engendró a Manasés, Manasés engendró a Amón, Amón engendró a Josías, Josías engendró a Jeconías y a sus hermanos, cuando la deportación a Babilonia.

Después de la deportación a Babilonia, Jeconías engendró a Salatiel, Salatiel engendró a Zorobabel, Zorobabel engendró a Abiud, Abiud engendró a Eliakim, Eliakim engendró a Azor, Azor engendró a Sadoq, Sadoq engendró a Aquim, Aquim engendró a Eliud, Eliud engendró a Eleazar, Eleazar engendró a Mattán, Mattán engendró a Jacob, y Jacob engendró a José, el esposo de María, de la que nació Jesús, llamado Cristo. Así que el total de las generaciones son: desde Abraham hasta David, catorce generaciones; desde David hasta la deportación a Babilonia, catorce generaciones; desde la deportación a Babilonia hasta Cristo, catorce generaciones.

b) Contexto histórico y cultural

La etapa final del Adviento nos presenta la genealogía de Jesús como texto inicial para el Evangelio. En ella vemos a Jesús insertado en la historia, descendiendo de personas de carne y hueso, buenos y malos. Dios se ha hecho presente en la la tierra asumiendo la humanidad. Mateo la presenta en tres etapas que comienzan con el llamado de Dios a Abraham: la primera es hasta el Rey David; la segunda hasta la deportación a Babilonia; y la tercera hasta el  nacimiento de Cristo. El número de catorce generaciones en cada etapa tiene caracter simbólico: siete es el número perfecto; catorce son dos veces siete; por tanto Dios se ha hecho carne en la plenitud de los tiempos.

2. Meditación (para leer lenta y pausadamente; deteniéndose a meditar y saborear cada palabra, cada verso y cada estrofa, relacionándolos con el Evangelio del día y con nuestra vida)

Cuánto te anonadas

No vacilas en venir a esta casa
aunque haya tufo nauseabundo,
en que la vida es sólo drama
y el adorno es lodo sucio.

Tu grandeza, Señor, se derrama
con tu exquisito olor profundo,
porque nuestra necesidad te llama,
aunque sea pecado inmundo.

Y nos muestras que nos amas,
como hombre, llegas al mundo;
¡Señor, cuánto te anonadas
al venir donde me hundo!

3. Oración

Gracias, Señor, por hacerte hombre y salvarme;
gracias porque sigues viniendo cada día
y te haces presente a mi lado,
a pesar de mis pecados,
sólo por tu amor.
¡Que no olvide nunca, ni deje de valorar ese amor!
Amén.

4. Contemplación (en un profundo silencio interior nos abandonamos por unos minutos de un modo contemplativo en el amor del Padre y en la gracia del Hijo, permitiendo que el Espíritu Santo nos inunde. En resumen, intentamos prolongar en el tiempo este momento de paz en la presencia de Dios).

5. Acción

Amar, amar y amar;
amar a Dios,
y amar a todos,
hoy y siempre.
Amén.