Sean bienvenidos a nuestra página que contiene mensajes con doctrina y espiritualidad cristiana provenientes de los documentos de la Iglesia, de los escritos de santos, y de autores tanto clásicos como contemporáneos, donde también aparece algo de nuestra humilde autoría. Vengan regularmente; aquí siempre encontrarán palabras de vida eterna

Los Siete Dones

Del poeta y escritor español José María Zandueta Munárriz (1915 - 2005)
1º Don de Sabiduría
Con el Espíritu Santo
le pido a Dios este día
el don de sabiduría
con su poder sacrosanto.
El saber es adelanto,
es luz en la oscuridad, 
valor en la adversidad,
ciencia en recital sonoro
y el más valioso tesoro
que tiene la Humanidad.

2º Don de Entendimiento
El don del Entendimiento
nos viene de muy arriba.
Es la gran alternativa
al saber que nos da aliento,
mesura y comedimiento,
sabiendo yuxtaponer
a los dones del saber
los valores de la ciencia
que alumbran nuestra conciencia
lo que Dios nos da a entender.

3º Don de Consejo
Hablar del don de Consejo
es pura filosofía.
Un consejo, en teoría,
se parece al vino añejo,
que se da en cualquier festejo
e incita a hablar por hablar.
No es bueno pontificar
y es de necios e ignorantes
no haber pensado bien antes
lo que váis a aconsejar.

4º Don de Fortaleza
El don de la Fortaleza
es para el débil mortal
un alivio a su moral
y la segura certeza
de que con toda presteza
se va a investir de valor.
Como fuego abrasador
siente surgir en su alma
vigor, fortaleza y calma,
la euforia del vencedor.

5º Don de Ciencia
Alcanzar el don de Ciencia
requiere esfuerzo y estudio
y esto sólo es el preludio
de una plural advertencia
y es que la divina esencia
del más cumplido saber
consiste en yuxtaponer
memoria y dedicación
y una doble condición:
aplicarse y releer.

6º Don de Piedad
Ser piadoso es un tesoro
de celestial bienandanza
y una encendida alabanza,
como un cántico sonoro,
que unido al celeste coro
del cónclave angelical
es el santo manantial
de plegarias y oraciones
que inundan los corazones
de inocencia bautismal.

7º Don de Temor de Dios
El último de los dones,
el santo Temor de Dios
nos arrastra y lleva en pos
de vencer las tentaciones
con humildes oraciones
y luchando con denuedo
por deshacer el enredo
de no pecar por temor
siendo fieles al señor
no por temor, ni por miedo.

Tus Siete Dones
Honrando tus Siete Dones
te adoro, Espíritu Santo.
Envuélvenos en tu manto
y a nuestras invocaciones
llena nuestros corazones
de gozo, ciencia y bondad,
paciencia,benignidad,
fortaleza, entendimiento,
mansedumbre, sentimiento,
continencia y castidad.