Sean bienvenidos a nuestra página que contiene mensajes con doctrina y espiritualidad cristiana provenientes de los documentos de la Iglesia, de los escritos de santos, y de autores tanto clásicos como contemporáneos, donde también aparece algo de nuestra humilde autoría. Vengan regularmente; aquí siempre encontrarán palabras de vida eterna

Lectura orante del Evangelio del Lunes de la Semana 5 de Pascua: Juan 14,21-26


Tu Espíritu Santo pedimos, Señor, ahora que vamos a orar con tu santa Palabra; para que abra nuestro entendimiento y ablande nuestros corazones para acoger el mensaje que nos traes en el día de hoy, y para que nos anime a vivirlo en los ambientes en que vamos a desenvolver nuestras actividades de este día. Amén.

1. Lectura

a) Texto del día

Juan 14,21-26: En aquel tiempo, Jesús habló así a sus discípulos: «El que tiene mis mandamientos y los guarda, ése es el que me ama; y el que me ame, será amado de mi Padre; y yo le amaré y me manifestaré a él». Le dice Judas, no el Iscariote: «Señor, ¿qué pasa para que te vayas a manifestar a nosotros y no al mundo?». Jesús le respondió: «Si alguno me ama, guardará mi Palabra, y mi Padre le amará, y vendremos a él, y haremos morada en él. El que no me ama no guarda mis palabras. Y la palabra que escucháis no es mía, sino del Padre que me ha enviado. Os he dicho estas cosas estando entre vosotros. Pero el Paráclito, el Espíritu Santo, que el Padre enviará en mi nombre, os lo enseñará todo y os recordará todo lo que yo os he dicho».

b) Contexto histórico y cultural

Las palabras de este pasaje se enmarcan en la conversación de sobremesa que sostiene Jesús con sus discípulos luego de la Última Cena; en un ambiente de intimidad, les expone temas para infundir confianza, fe y fortaleza; guardar su Palabra es amarle a Él y al Padre. Aparece aquí la promesa del envío del Espíritu Santo, que luego de la resurrección del Señor tendría su cumplimiento.

2. Meditación (para leer lenta y pausadamente; deteniéndose a meditar y saborear cada palabra, cada verso y cada estrofa, relacionándolos con el Evangelio del día y con nuestra vida)

Amar al Amor

Amar al Amor, esa es la esencia
para estar con Dios, que es amante,
de todos los tiempos, y mucho antes,
que hoy nos corteja con su presencia.

Es, a su Palabra, la obediencia
de cada amado, y en este instante,
lo que le conduce a que triunfante,
ese amor reciba en afluencia.

Amor que se expresa en la presencia
del Padre y del Hijo, como actuantes,
y el Espíritu Santo, animante:
Trinidad de amor en convivencia.

3. Oración

Oración de amor

Señor Jesús, Tú que nos trajiste amor
hasta el extremo de Tú mismo darte;
qué el Espíritu Santo, común amor
tuyo y del Padre, nos anime a amarte,
cumpliendo tu Palabra que nos da amor.

Amén.

4. Contemplación (en un profundo silencio interior nos abandonamos por unos minutos de un modo contemplativo en el amor del Padre y en la gracia del Hijo, permitiendo que el Espíritu Santo nos inunde. En resumen, intentamos prolongar en el tiempo este momento de paz en la presencia de Dios).

5. Acción

A guardar los mandamientos de Dios,
que se resumen en el amor
estoy invitado en el día de hoy;
es mi acción, con la ayuda del Señor.
Amén.