Bienvenidos a nuestra página con temas provenientes de documentos de la Iglesia, de escritos de los santos, y de autores clásicos y contemporáneos; donde también aparece algo de nuestra humilde autoría. Vengan regularmente; aquí siempre encontrarán palabras de vida eterna

Los juicios temerarios desagradan a Dios

(De "Introducción a la vida devota" por San Francisco de Sales)
¡Oh, cuánto desagradan a Dios los juicios temerarios!
Son temerarios los juicios de los hijos de los hombres,
porque, como no son jueces unos de otros,
usurpan a nuestro Señor su oficio cuando los juzgan.
Temerarios, porque la principal malicia del pecado depende de la intención y designio del corazón,
la cual es para nosotros oscura como las tinieblas;
temerarios, porque bastante tiene que hacer cada uno en juzgarse a sí mismo,
sin injerirse en juzgar a su prójimo.