Sean bienvenidos a nuestra página que contiene mensajes con doctrina y espiritualidad cristiana provenientes de los documentos de la Iglesia, de los escritos de santos, y de autores tanto clásicos como contemporáneos, donde también aparece algo de nuestra humilde autoría. Vengan regularmente; aquí siempre encontrarán palabras de vida eterna

Virgen de la Altagracia

(Oración a la Virgen en la advocación de la Altagracia)
Bienaventurada eres,
Virgen de la Altagracia,
porque tuviste en tu vientre
la más alta de todas las gracias:
al Dios hecho hombre,
que se encarnaba a través de ti.

Por Dios Padre fuiste elegida
para ser madre del Hijo Redentor,
y con tu "hágase" aceptaste
sin importar los riesgos de ese si.
Ayúdanos a imitar tu entrega
y la disponibilidad de servir.

Bendita eres por siempre,
también canal de bendición;
que tus ruegos nos faciliten
sentir el amor del Padre,
abrirnos a la gracia del Hijo,
y recibir el don del Santo Espíritu.
Amen.